Reseña de Scythe

 

Scythe es un juego de Jamey Stegmaier para su propia editorial Stonemaier Games. Su salida por Kickstarter fue todo un éxito gracias a la fama que precede al autor tanto por la buena ejecución de sus juegos como por su buen hacer con los Crowfunding. A esto se unió tanto el arte tan maravilloso de Jakub Rozalski como el marketing tan acertado que vendía el juego como mezcla de lo mejor del Eurogame y de los Temáticos. Todo ello dio lugar a una recaudación como pocas veces se había visto para un juego de su estilo, así como a un hype demoledor.

Ya sabemos lo que ocurre con el hype, es difícil mantenerse a la altura de las expectativas creadas. Las primeras voces en las redes sociales en nuestro país  no han sido muy positivas, los amantes del plástico no encontraban saciada su sed de acción y los seguidores de la madera se retorcían al ver como un ataque vecino echaba por tierra todas sus cábalas.

pic2650229Sin embargo las reseñas que llegan de allende nuestras fronteras no pueden ser más positivas, el juego va recolectando críticas positivas conforme va llegando a sus bakers, así como una nota sobresaliente en la BoardGameGeek, en la que acumula ya más de 3000 votos, situándose ya dentro del top 25.

Entonces ¿Es una castaña o un juego sobresaliente? En estos casos lo mejor es echarle unas cuantas partidas y juzgar por nosotros mismos, eso es, al menos, lo que he hecho yo.

pic3120846Vamos por partes, empecemos por lo único que parece poner de acuerdo a todo el mundo, los componentes. No hay duda de que se trata de una producción ejemplar, como Stegmaier nos tiene acostumbrados, todo en el juego está hecho con los mejores materiales que se pueden encontrar en el mercado, cartas, tablero, tokens…

A esto se une el arte gráfico espectacular de Jakub Rozalski. El juego está ambientado en una Europa del Este alternativa con una estética steampunk muy original. Esto también está fuera de toda discusión.

En cuanto a las mecánicas del juego estamos ante un híbrido que bebe de todo tipo de fuentes, tanto del  Eurogame (colocación de trabajadores, gestión de recursos…) , como de los Temáticos (4X, combates…). La mezcla es arriesgada, sin embargo da un resultado muy sólido, las mecánicas se ensamblan a la perfección para dar un juego en el que todo fluye correctamente.

pic2342493El objetivo del juego es desarrollar tu Nación más rápido y más eficientemente que tus adversarios. Tendrás que expandirte, mejorar tus tecnologías, aumentar tu potencia militar y tu fama, construir Mechs y edificios, cumplir misiones, ganar batallas… Cada uno de estos parámetros te puede dar la oportunidad de deshacerte de una de tus seis estrellas, en cuanto alguien se deshace de las seis se acaba la partida y se cuentan puntos de victoria.

La sensación que a mi me ha dado, aunque sé que esto es muy personal, me recuerda mucho al Race for the Galaxy. Hablo del agobio por desarrollar tus planes a la carrera para marcar el fin de partida, justo cuando a ti te interesa, pero sin perder ni una pizca de eficiencia en ello, porque ser el primero en cumplir seis objetivos no te asegura que vayas a ser el ganador.

pic2695350_mdLa rejugabilidad está asegurada, pues cada Nación arranca con un tablero distinto que le da características únicas y posición de arranque en el mapa personalizada. Pero es que además en cada tablero de acciones individual tienes diferentes combinaciones entre las acciones de la parte alta y la baja. Por si esto fuera poco tendrás que cumplir objetivos diferentes en cada partida. Todo esto hace que no puedas traer tu estrategia pensada de casa, en cada partida tendrás que adaptarte a unos condicionantes diferentes.

La duración del juego y de la explicación están sorprendentemente ajustadas. Sin AP tiene un entreturno sorprendentemente corto, una partida puede durar poco más de una hora. La explicación se puede hacer en apenas 20 minutos a pesar del gran número de mecánicas y detalles que tiene el juego.

pic2705504Los combates se desarrollan con una mecánica sencilla pero efectiva. Cada jugador tiene un track que refleja su poder militar. En cada combate los jugadores seleccionan en secreto cuanto de ese poder militar van a invertir en la batalla. A ello se suma el valor de una carta que también seleccionamos en secreto. Aumentar el track militar y conseguir las cartas de combate cuesta mucho tiempo y esfuerzo por lo que la decisión de cuanto invertimos en cada encuentro es capital. El punto exacto entre malgastar tu poder o quedarte corto es difícil de encontrar, pero sobre todo hay cierto duelo psicológico con tu rival ¿Se gastará todo su poder en tratar de lograr la victoria o dará la batalla por perdida y ahorrará esfuerzos?

El perdedor de la batalla no pierde las tropas empleadas, esto hace retorcerse a los más Amerithraser, pero ojo porque lo que pierdes es mucho. Lo primero que pierdes es todo el tiempo que has dedicado a tomar la posición (ojo que dominar terrenos da muchos puntos de victoria al final del juego), pierdes los recursos que tuvieras en esa localización y sobre todo te ves retrasado en esa carrera por colocar tus estrellas el primero. Pero es que el ganador además coloca una de sus estrellas de forma automática (hasta en las dos primeras batallas ganadas). Por lo tanto las batallas son capitales en el juego, aunque en un primer momento no lo parezca.

pic2453311_lg

Volvamos a la pregunta anterior ¿Una castaña o un Juegazo? Pues depende de lo que estés buscando. Desde luego si eres un jugador que ha tomado bando de forma radical por los Temáticos o por los Eurogames no te acerques al juego porque te va a defraudar en ambos casos.

Si eres Eurogamer no podrás programar una gestión sólida como a ti te gusta puesto que la interacción es muy superior a los juegos de cubitos a los que estás acostumbrado. Si eres un jugador de Temáticos tampoco te va a saciar pues el juego a pesar de tener cierto aire de 4X no cumple con todos los criterios para ser considerado como tal.

Entonces ¿Para quién es este juego? Pues para todos los demás jugadores, es decir para todo aquel que tenga la mente abierta a la fusión de diferentes géneros y que esté dispuesto a relajarse y dejarse llevar. Scythe es un juego que logra ese difícil equilibrio entre gestión e interacción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s