Reseña de Meduris

Vuestro pueblo se dispone a colonizar el pie de la montaña Meduris. A lo largo del juego tendrás que recolectar los recursos de sus laderas, levantar asentamientos y templos, pero sobre todo contentar a los Dioses.

Este es el planteamiento de Meduris, el nuevo título de la serie de juegos para adultos que Haba comenzó en 2015. Haba, la más importante editorial de juegos infantiles, pretende con esta serie dar el salto al público familiar. Para ello ha decidido contar con algunos de los autores más prestigiosos del panorama lúdico alemán, tales como Rüdiger Dorn (Karuba), el dúo Kiesling/Kramer (Adventured land) o Stefan klob (Spookies). En esta ocasión los encargados han sido Stefan Dorra y Rulf zur Linde (For Sale, Medina, Pergamon…).

pic3244044_md

Meduris se ajusta a lo requerido para la ocasión, un eurogame familiar con reglas sencillas. En nuestro turno podemos realizar tres acciones: recolectar recursos, construir cabañas o construir templos.

El tablero de juego representa la montaña y sus terrenos adyacentes. Todo está dispuesto de forma circular . La mecánica para recolectar recursos es bastante curiosa, hay cuatro recursos que se extraen de sus respectivos lugares de producción dispuestos al rededor de la montaña. Los trabajadores van girando por los distintos lugares apilándose en columnas, cuando llegas extraes más materiales cuanto más alto estás en la columna pero permites que todos los trabajadores debajo tuyo extraigan también material.

Para construir cabañas y templos simplemente tienes que elegir su emplazamiento y pagar el material requerido. Si es una cabaña adquirirás también la piedra rúnica correspondiente a su localización.

Cada vez que se construye cualquier edificación el druida se moviliza hasta el asentamiento más cercano para pedir su ofrenda. Si el propietario puede pagar el precio recibirá puntos de victoria, pero si no es capaz de cumplir con las exigencias del druida recibirá una penalización.

Los templos se utilizan para separar los grupos de cabañas en asentamientos, cuanto más grandes son los asentamientos mayor será la recompensa del druida por tu ofrenda. Además darán puntos de victoria al final de la partida en función del tamaño de los asentamientos que separe.

Las piedras rúnicas dan puntos de victoria en puntuaciones intermedias que se producen cada vez que el druida da una vuelta completa al tablero, y una importante puntuación final.

pic3244046_md

Meduris es un juego familiar correcto. Da lo que promete, un rato de entretenimiento familiar con unas reglas sencillas y unas mecánicas fácilmente accesibles que se repiten una y otra vez. Para el público al que va destinado es un buen juego, sin embargo el público jugón lo encontrará largo y repetitivo.

No es que el juego no tenga cierta profundidad (siempre hablando del ámbito en el que nos movemos), la disposición de cabañas y templos, o la gestión de recursos, tienen cierta “miga”. Lo que pasa es que es un juego muy plano, en el que te limitas una y otra vez a construir edificios y conseguir recursos para pagar nuevas construcciones y ofrendas.

La producción, eso sí, es magnífica. Haba aquí no falla nunca, están acostumbrados a un público más exigente que el jugón, el público infantil.

En definitiva, Meduris es un juego familiar correcto, apto para echar un rato con la familia pero que se hace algo largo y repetitivo para el público más jugón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s