Camel Up Cartas

Ficha

pic3316719

Diseñador: Steffen Bogen. Ilustradores:  Dennis Lohausen Editoriales:  Más Que Oca. Año Publicación: 2016. Nº Jugadores: 2-6. Edad: 8+. Duración: 30-60. Peso: 1,33/5.  Ranking BGG: 3.904

Tema

Como en su hermano mayor de tablero el juego consiste en realizar pujas en una carrera de camellos. La diferencia principal es que en este caso el avance no se decide según el resultado de unos dados sino con cartas que se roban de un mazo fabricado por los jugadores o se juegan directamente desde la mano.

Podrás apostar tanto al ganador de la ronda como al ganador de la carrera. Al final del juego el jugador que más dinero haya ganado apostando será el vencedor.

dsc_0263

Reglas

Al comienzo de cada ronda se reparte a los jugadores un número determinado de cartas de avance que depende del número de jugadores. Hay cinco colores de cartas que se corresponden con los colores de los camellos. Por cada color hay cinco cartas con avance de un espacio y una con avance de dos espacios.

De las cartas en mano cada jugador decide apartar de la ronda un número determinado, nuevamente según el número de jugadores. Esas cartas no se jugarán en la ronda, por lo tanto cada jugador puede tomar en este momento la decisión de perjudicar a un camello en concreto, y no solo eso, además lo hace con las cartas boca abajo de tal modo que es información privilegiada.

De las cartas que quedan en mano cada jugador se quedará con dos, el resto irán boca abajo a formar parte del mazo de robo. De las dos cartas restantes nos quedamos una en mano y la otra la incorporamos al mazo de robo, pero antes tendremos que mostrarla al resto de jugadores.

Una vez formado el mazo de robo y mezclado convenientemente podemos empezar a jugar. En su turno cada jugador puede realizar una apuesta y debe jugar una carta de avance bien del mazo de robo o bien de su mano.Las apuestas las puedes hacer al ganador de la ronda o al ganador/perdedor final de la carrera.

En el momento en que un camello cruza la línea de meta la partida acaba automáticamente. El jugador con más dinero en el bolsillo será el ganador.

dsc_0265

Reseña

Edición. La edición del juego es correcta, trae un montón de cartas de buena calidad y siete piezas de madera, todo ello en una caja ajustada, llena hasta arriba y a un precio muy competitivo.

Mantiene la estética del juego de tablero, muy desenfadada como corresponde a un juego de estas características.

Escalabilidad.  El juego escala correctamente dando diferentes sensaciones según el número de jugadores. Hasta tres jugadores puedes tener bastante control de lo que va a pasar porque pasan más cartas por tu mano. Con cuatro jugadores el juego empieza a ser más azaroso y a partir de cinco se convierte en caótico, lo cual no es malo tratándose de un juego casual o “Party”

Dureza.  Juego muy ligero, tipo “Party Game”. Se explica fácil y se entiende rápido. Puede parecer un poco farragoso de primeras por la cantidad de cartas desplegadas en la mesa o por la mecánica de descartes pero en cuanto empiezas a jugar todo te encaja rápidamente y el juego fluye sin problemas.

Duración. La duración de la partida varía según el número de jugadores, a más jugadores la pista de carreras se alarga y se suelen dar más rondas de juego, pero en cualquier caso la partida no se debe ir más allá de la hora de juego.

Rejugabilidad.  Todo “Party” tiene un recorrido limitado. Son juegos casuales que pierden la gracia si abusas de ellos. Camel Up no es una excepción.

Interacción.  El juego tiene cierto grado de interacción en cuanto a que puedes perjudicar a los camellos por los que han apostado tus oponentes. También es un juego que requiere de cierta actitud a la hora de jugar, gana si a lo largo de la partida tratas de trolear a tus adversarios convenciéndoles de que apuesten según tus intereses o “metiéndote” con sus decisiones.

Suerte/control. Como ya hemos comentado varía según el número de jugadores, pues a menos jugadores más cartas pasarán por tu mano y por lo tanto contarás con más posibilidades de influir en el devenir de la carrera y más información tendrás para realizar tus apuestas.

Conclusión. La edición de cartas nos ha convencido mucho más que la de tablero. Lo primero es evidente, ganas espacio en la estantería y ahorras un dinerillo con el precio. Pero además Camel Up resulta un juego mucho más divertido y con más toma de decisiones. En esta edición puedes influir en el desarrollo de la carrera. En tu mano está beneficiar a unos camellos y perjudicar a otros más allá de poner unas trampas en el camino, porque puedes apartar de la partida las cartas de determinados camellos o guardarte en mano la de tu apuesta ganadora para jugarla en el momento oportuno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s