Reseña de Honshu

Honshu es un juego de construcción de ciudades con cartas ambientado en el Japón Feudal. A lo largo de la partida ampliarás tus dominios solapando cartas que previamente tendrás que adquirir en una puja.

Como en todo juego de construcción de ciudades obtendrás puntos al final de la partida en función de los terrenos presentes en tu ciudad.

Las casillas de vivienda te darán un punto cada una, pero sólo las del barrio más grande. Las de bosque te darán dos puntos independientemente de su localización. Las casillas de lago te darán tres puntos pero sólo a partir de la segunda casilla de cada lago. Las de fábrica te darán puntos en función de los recursos que conserves para alimentarlas. Las de barbecho no te darán ningún punto pero desempatan al final de la partida.

honshu2-1024x576

El juego se disputa a lo largo de dos fases de juego. Al comienzo de cada fase se reparten seis cartas a cada jugador de las cuales jugarás tres. Las otras tres las pasarás al jugador de la izquierda para jugar con las cartas del de tu derecha.

Al comienzo de cada ronda los jugadores van jugando una carta boca arriba en orden de turno. Cualquier jugador puede añadir un recurso a su carta añadiendo 60 puntos a su valor. Una vez todos los jugadores han jugado una carta el jugador que sacó la más alta es el primero en elegir la que incorpora a su ciudad. Este orden se mantiene para la siguiente fase de pujas.

Tras esto cada jugador añade su carta a su ciudad solapando al menos una casilla con las que ya tiene.

honshu1-1024x576

Honshu es un juego rápido, de reglas sencillas, pero que tiene la suficiente profundidad para hacerlo un juego muy interesante.

En cada puja debes tener en cuenta qué carta te conviene ganar, pero también en qué turno vas a comenzar la siguiente ronda, porque el jugador que actúa en último lugar tiene ventaja al conocer las cartas que hay sobre la mesa, mientras que el primer jugador  juega a ciegas.

Para ello debes analizar muy bien en qué rondas te conviene “conformarte” con alguna carta aparentemente menos interesante pero que te proporcione justo lo que tu necesitas y te de la posibilidad de empezar el siguiente turno en mejor posición. La intuición a la hora de prever qué cartas pueden querer tus rivales juega un papel fundamental en esta fase.

img_1753

La segunda parte es una especie de “Tetris” en el que tendrás que exprimirte las neuronas para encontrar la mejor configuración posible, optimizando al máximo las combinaciones de los diferentes terrenos sin cerrarte posibilidades en los turnos siguientes.

Hay además algo de gestión de recursos, pues deberás conservarlos hasta el final de la partida para alimentar las fábricas, pero también deberás gastar parte de ellos para ganar las pujas.

Abstenerse eso sí de jugar con jugadores propensos al análisis parálisis, pues es un juego que requiere de cierta agilidad para ser disfrutado. Es un juego para tomárselo de forma relajada, jugando más por intuición que analizando todas las posibilidades con una calculadora, pues la partida se trabaría, alargándose de manera innecesaria.

En definitiva, Honshu es un juego de cartas y construcción de ciudades con una fase de puja, que partiendo de reglas sencillas proporciona una experiencia de juego muy completa, siempre que no des con el temido “análisis parálisis”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s